Oxígeno hiperbárico (OH)

La oxigenoterapia hiperbárica (OTH) es un tratamiento terapéutico que se utiliza para ayudar a la cicatrización en diversos diagnósticos clínicos (entre los que se incluyen las úlceras de pie diabético, la intoxicación por monóxido de carbono o el síndrome de descompresión).  Durante el tratamiento, el paciente permanece en el interior de una cámara hiperbárica un tiempo determinado (que suele ser de unos 90 minutos) y a una presión muy por encima de la presión reducida al nivel medio del mar (habitualmente, a hasta 2,4 ATA).  Asimismo, los pacientes suelen encontrarse en un entorno compuesto al 100 % por oxígeno o respirar un aire compuesto al 100 % por oxígeno.

Existen dos tipos de cámaras de OH: monoplaza y multiplaza.  Las cámaras monoplaza están formadas por un tubo de material acrílico horizontal en el que se coloca un único paciente en decúbito (o decúbito supino) sobre una camilla especial, que es la que se introduce en la cámara.  Las cámaras multiplaza son mucho más grandes y tienen espacio para que varios pacientes puedan recibir tratamiento de forma simultánea mientras permanecen sentados.  Las cámaras monoplaza son mucho más pequeñas que las cámaras multiplaza, por lo que se llenan de aire compuesto al 100 % por oxígeno durante la presurización.  Esta práctica no sería eficiente en cámaras multiplaza; por ello, los pacientes reciben aire compuesto al 100 % por oxígeno a través de una máscara o campana.

Durante el tratamiento con OH, la oxigenación tisular (y, por tanto, el estado del paciente) solo puede supervisarse a través de la oximetría transcutánea (tcpO2), que resulta especialmente útil en el tratamiento de heridas que no cicatrizan.  Esto puede hacerse tanto en cámaras monoplaza (con canalizaciones y cables prolongadores de los electrodos) como en cámaras multiplaza (con cuadros de control a distancia).  En ambos casos, PeriFlux 6000 se coloca fuera de la cámara y los electrodos utilizados para la medición del paciente o los pacientes se sitúan dentro de la cámara.  Esta técnica permite conocer la evolución del tratamiento y puede indicar si es probable o no que el tratamiento con OH tenga éxito[mfn]Smart DR, Bennett MH, Mitchell SJ. Transcutaneous oximetry, problem wounds and hyperbaric oxygen therapy. Diving and Hyperbaric Medicine. 2006; 36: 72-86.[/mfn]. Esta práctica tecnología está disponible en varias versiones diferentes de PeriFlux 6000.

Bibliografía:

Smart DR, Bennett MH, Mitchell SJ. Transcutaneous oximetry, problem wounds and hyperbaric oxygen therapy. Diving and Hyperbaric Medicine. 2006; 36: 72-86.

Cuadros de control a distancia en la cámara

Para facilitar las mediciones en una cámara de oxigenoterapia hiperbárica (OTH), hay disponible un sistema de cuadros de control. El sistema de cuadros de control está formado por los cables correspondientes, pasacables para la cámara y cuadros de control a distancia que se colocan dentro de la cámara.

El instrumento (PF 6000 tcpO2) se sitúa fuera de la cámara, con los electrodos conectados al mismo directamente (para mediciones fuera de la cámara) o a través del sistema del cuadro de control a distancia que está dentro de la cámara (para mediciones dentro de la cámara).

Supervisión de la tcpO2 con el PeriFlux 6000 Combined System

Complete el formulario para obtener más información

Aviso legal: Es posible que los productos que aparecen en el sitio web de Perimed no cuenten con autorización para la venta en todos los mercados.